viernes, 28 de noviembre de 2014

¡No estoy muerta!

¡Cuanto tiempo amores! Supongo que os habréis preguntado porque no hablo nunca con lo cotorra que soy yo... Bien, tenemos que hablar...(CHAN CHAN CHAAAN).
Es algo raro que en la última entrada me pusiera toda sentimental diciendo que ojalá el blog durase para siempre, pero las cosas tienen un límite. No sabéis como me duele hacer esto, me siento como si fuera a cerrar un libro que me ha acompañado des de hace...dos años ¿verdad? pero en verdad este libro a durado más, a durado capítulos y capítulos y siento que esto ya es el epílogo. Puede que deje el blog , señores y señoras... Ya no me llena, lo veo como una obligación y yo no tengo porque hacer las cosas sin querer hacerlas... ¡Pero se me hace tan duro! Aún así, siempre estaré en el chat, porque esta historia no terminara nunca en verdad... Porque las monster high me acompañaron durante mis últimos días de niñez y los primeros de la adolescencia, porque he conocido a muchísima gente así y creo que ya he hecho muchas cosas en el blog sin tener ganas... Encima se junta el no tener tiempo y querer gastar el poco tiempo que tienes en otras cosas... ¿Que le vamos a hacer? Las buenas cosas terminan, nunca me ha gustado decir adiós, así que diré hasta luego:
¡Hasta luego bonicores!

3 comentarios: